Depuración

Publicador de contenidos

Estación Depuradora de Aguas Residuales de Puertollano

Cambio de paradigma
en la depuración de agua
 

La depuración de las aguas residuales consiste en la eliminación de las impurezas del agua utilizada. Es el paso previo para poder retornarla al medio natural con los mínimos riesgos ambientales, o para destinarla a otros usos secundarios.

EDAR de Puertollano
La Estación Depuradora de Aguas Residuales de Puertollano cuenta con una capacidad de 30.000 m3 /día y está situada a 6 Km. de la ciudad en la carretera del Villar junto al río Ojailén. En ella se consigue que el agua residual, a la que las distintas actividades para las que ha sido utilizada han aportado una carga contaminante, vuelva a ser un agua que pueda volver al medio natural sin causar en éste ningún perjuicio.

Para ello la E.D.A.R. cuenta con una serie de procesos que depuran el agua:

  • Desbaste, mediante tamices de escalera, que elimina los sólidos más voluminosos que acompañan al agua, hasta un tamaño de 3 mm.
  • Desarenado - desengrasado, mediante una unidad de tratamiento en la que se eliminan las arenas y sólidos densos por la parte inferior y por la parte superior se separan las grasas mediante la inyección de aire con soplantes.
  • Reactores biológicos. Mediante la inyección de aire gracias a unas potentes soplantes se proporciona el oxígeno necesario para el desarrollo de los microorganismos capaces de metabolizar la materia orgánica que acompaña al agua residual, dejando así el agua libre de la contaminación orgánica que la acompaña.
  • Decantación secundaria, los microorganismos generados, denominados “fangos activados”, se separan del agua por un proceso de decantación y son retirados por la parte inferior del decantador. Por su parte el agua depurada sale por la parte superior del decantador y es devuelta al medio natural, concretamente se vierte al río Ojailén.
  • Tratamiento terciario: Una parte del agua depurada es sometida a un tratamiento de “afino” que le da la calidad suficiente como para ser utilizada para el riego de parques y jardines. Se trata de un sistema de infiltración – percolación, que es de forma circular, con un sistema de riego mediante un puente radial. El agua tratada en la infiltración - percolación se envía hasta un depósito regulador junto al parque de Pozo Norte desde dónde se utiliza para el riego de jardines del paseo de San Gregorio y el Parque del Pozo Norte.

Los fangos generados en este proceso son deshidratados mediante centrifugación, y utilizados en la agricultura.

Capacidad media diaria 

30.000

metros cúbicos 

Agua tratada

90-2000

mm